Preguntas frecuentes

  • SOBRE LOS HÁBITOS DE HIGIENE BUCODENTAL


    ¿Cómo y cuándo  debemos lavarnos los dientes?

    Lo ideal es cepillarse los dientes después de cada comida principal: desayuno, comida y cena.

    ο Instrucciones de cepillado:los dientes de abajo se cepillan hacia arriba y los dientes de arriba se cepillan hacia abajo. Cepillar los dientes con la boca cerrada de arriba abajo no limpia bien y favorece la acumulación de placa hacia la encía. De la misma forma, el movimiento de delante hacia atrás también está contraindicado ya que desgasta los dientes.

    Lo más eficaz es ir por sectores y el tiempo de duración óptimo es de 3 minutos aproximadamente

    ¿Con qué fuerza debemos cepillarnos?

    La fuerza del cepillado es una parte importante en el conjunto de los hábitos de higiene bucal adecuados. Un cepillado demasiado fuerte o intenso puede desgastar el diente causando hipersensibilidad y debilidad de las piezas. Aunque es difícil indicar la fuerza con exactitud como barómetro podríamos utilizar como máximo la fuerza que tendríamos que hacer al presionar la punta de un lápiz de lado y romperla.

    También debemos recordar que las pastas abrasivas pueden debilitar el diente.

    ¿Qué cantidad de pasta debemos utilizar?

    La cantidad de pasta es muy importante y debemos limitarla a la medida de un guisante. Si ponemos más no conseguimos que se limpie mejor la boca y malgastamos pasta.

    ¿Cuándo debemos introducir la pasta en el cepillado denuestros hijos?

    Podemos introducir la pasta en el cepillado sobre los 6 o 7 años. A esa edad los niños ya son capaces de retener líquidos en la boca sin tragarlos. La pasta dental más adecuada es la fluorada y poco abrasiva y siempre en pequeñas cantidades porque si les gustara el sabor o lo tragaran sin querer podrían tener una intoxicación por flúor (vómitos, dolor de barriga, diarrea, palidez, etc.).

    ¿Cuándo debemos cambiar el cepillo de dientes?

    Generalmente debemos cambiarlo cada 3 meses. Normalmente podemos saberlo simplemente al ver el cepillo; cuando se deshilacha es momento de cambiarlo por uno nuevo.  

    Además, para un buen cuidado, debemos recordar limpiar y secar el cepillo después de su uso. El cepillo mojado es una fuente de bacterias.

    ¿Qué cepillo es mejor?

    -Cerdas naturales o de nylon

    Indiscutiblemente uno de cerdas de nylon ya que son redondeadas y no dañan el esmalte. Las naturales retienen más bacterias y rayan más los dientes.

    -Eléctricos o manuales

    Técnicamente podemos conseguir lo mismo con ambos. Los eléctricos necesitan menos habilidad manual por lo que están especialmente recomendados en pacientes con minusvalías.

    ¿Cómo y cuándo se debe utilizar el hilo dental?

    La utilización del hilo dental es muy importante ya que no hay ningún cepillo que pueda llegar a limpiar entre los dientes (están en contacto unos con otros y el espacio es ínfimo). El hilo es la única manera de eliminar los restos de alimentos y/o placa de entre los dientes.

    Para principiantes se recomienda el hilo de seda con cera ya que esta ayuda a pasarlo mejor entre los dientes. Tras un tiempo, cuando ya lo dominamos más, es recomendable elegir el que no lleva cera porque limpia más. Además, para facilitar el proceso existen los portahilos dentales.

    El hilo dental debe formar parte de nuestros hábitos diarios de higiene bucodental. Lo aconsejable es utilizarlo antes del cepillado una vez al día, preferiblemente por la noche.

    ¿Cómo podemos hacerlo si llevamos ortodoncia o un puente?

    Para estos casos existen enhebradores de hilo dental. Es una punta de nylon con un lazo al otro extremo. La punta de nylon se pasa entre los dientes y tirando del lazo se pasa el hilo.

    ¿y el cepillo interproximal?

    El cepillo está indicado para personas con la encía un poco retraída, es decir, cuando existe un espacio entre los dientes (que debería cubrir la encía pero por el paso de los años o enfermedades de esta se ha retraído). Dependiendo del espacio el dentista nos indicará qué tamaño de cepillo debemos utilizar.

    ¿Cuándo?  Cada vez que nos cepillamos.

    ¿Debemos enjuagarnos después de cepillarnos?

    Lo recomendado es que no. Al enjuagarnos con agua eliminamos las propiedades de la pasta de la boca. Así, lo indicado es escupir pero no enjuagarnos con agua para aprovechar bien las propiedades beneficiosas que nos aportan las pastas durante más tiempo.            

AGENDA

AGOSTO
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Enlaces colegiales

Enlaces comerciales